El PSG ya remontó un 3-1 al Real Madrid

No Comments

Tras un año muy complicado en las competiciones nacionales, el Real Madrid volvió a demostrar que la Copa de Europa es su territorio favorito logrando un 3-1 que le acerca a la siguiente ronda, además de subir su autoestima por las nubes. En la otra cara de la moneda, el Paris Saint Germain se dio de bruces con la realidad y volvió a comprobar que todavía le queda mucho oficio para llegar a ser un grande de Europa. Como dijo Rabiot: “Es sencillo meterle 8 al Dijon, pero en estos partidos es cuando realmente hay que ser decisivos”. Por supuesto, en Footballia se puede disfrutar de la goleada al modesto Dijon.

Aun así, los parisinos no se rinden y cuentan con una pequeña esperanza que les hace ser optimistas en su sueño de remontar, ya que en las dos ocasiones anteriores en que estas dos escuadras se encontraron en una eliminatoria europea los franceses fueron capaces de vencer. En la Recopa de la temporada 93/94 el PSG venció por 0-1 en el Bernabéu con un gol de Weah y en el Parque de los Príncipes los blancos solo pudieron empatar a uno para quedarse fuera por segundo año consecutivo. Mucho más espectaculares fueron los dos partidos del año anterior en la Copa de la UEFA, donde el Real Madrid conseguía como este año  un 3-1 que parecía suficiente para no pasar apuros en Paris. Pero en el choque de vuelta todo se complicó…

 

Paris St. Germain – Real Madrid (Copa de la UEFA 1992 – 1993)

El Real Madrid confiaba en que esta Copa de la UEFA le sirviera para dar una alegría  una afición que veía como el Dream Team de Cruyff dominaba el fútbol tanto español como europeo. Con la Quinta del Buitre ya rozando la treintena, los blancos se encontraban en un período de transición con jugadores como Luis Enrique, Prosinecki, Hierro, Alfonso o el goleador Zamorano, dirigidos por Benito Floro. Enfrente, el portugués Artur Jorge fue capaz de ensamblar un conjunto que daría mucho que hablar en Europa. Se trajo de la Liga Portuguesa a Valdo y Ricardo, que complementaban a varios grandes jugadores fichados de distintos equipos franceses y que se revalorizarían en el PSG. Entre ellos Guerin, Ginola o el liberiano George Weah, que apenas dos años después lograría el Balón de Oro antes de poner rumbo a Milán.

El partido comenzó con un PSG que salió asumiendo riesgos consciente de que debía remontar una renta de dos goles. Avisaron de sus  intenciones con un par de ocasiones claras, sobre todo un balón al larguero de Ricardo a balón parado que mostraba al Madrid que tocaba sufrir para lograr el pase a semifinales. Poco a poco los blancos se quitaban la presión inicial y templaban el partido pero sin amenazar la portería de Lama. El guardameta madridista Paco Buyo se mostraba muy inseguro en los balones colgados y los franceses lo aprovecharon en un córner al primer palo que remató Weah para adelantarse en el marcador, con un gol muy similar al que hizo en el Bernabéu. El liberiano se refrendaba como el máximo goleador de su equipo en esa temporada, con 14 goles en Liga. La primera parte acabó con un disparo de Michel, que aun así no ocultaba la superioridad del PSG. Valdo, Guerin, Le Guen y Simba jugaban a sus anchas y el mediocampo madridista se veía superado en todas las facetas.

Los ultras parisinos confiaban en la remontada pero lo demostraron de la peor manera posible, con bengalas que llenaron el campo de humo, incluso alguna de ellas estuvo a punto de dar a Paco Buyo. El paso por el vestuario no cambió la actitud de los merengues a los que se les vio en todo momento muy faltos de garra. Weah superaba a Ramis y Rocha y fue protagonista de varias ocasiones en las que Buyo si que respondió con seguridad. Tras estos primeros minutos de sufrimiento los madridistas empezaron a controlar el partido, viviendo sus mejores momentos. Un disparo de Hierro que atrapó Lama confirmaba el dominio visitante. Artur Jorge buscó la solución en el banquillo y dio a entrada a Bravo, que aquella temporada perdió su puesto de titular en favor de Weah. El francés revolucionó el encuentro y fue uno de los artífices del arreón final de los parisinos.

El propio Bravo estuvo a punto de marcar el 2-0 pero su remate de cabeza anticipándose a Ramis dio en el larguero para botar en la línea. Pero no fue la última palabra del PSG. Un jugadón perfecto entre Weah, Bravo y Ginola acabó en las mallas tras un latigazo imparable ante el que nada pudo hacer Buyo. Al Madrid le entraban las prisas y por primera vez se sentía fuera de la eliminatoria, algo que desde fuera se percibía desde mucho tiempo antes. Alfonso, que había entrado desde el banquillo, a punto estuvo de marcar pero fue Valdo, que así completaba un partido perfecto el que lograba el 3-0 con una tremenda sangre fría tras fintar a Rocha. Los madridistas colgaron varios balones a la olla a la desesperada  y ya en el descuento un centro tocado por Nando fue remachado a la red por el cazagoles Zamorano. Jose Ángel de la Casa nos regaló una celebración de las suyas en RTVE y todo hacía indicar que nos íbamos a una emocionante prórroga con el equipo blanco crecido.

Pero estaba claro que aquel no era el día del Real Madrid. Un minuto después del milagroso gol merengue, Valdo puso el balón en el área y Kombouaré     marcaba el definitivo 4-1 con el que concluía un partido de lo más loco con cuatro goles en los últimos 15 minutos. El PSG pasó a semifinales donde les esperaba la Juventus de Roberto Baggio, en una eliminatoria muy emocionante que se decidiría por pequeños detalles a favor de la Vecchia Signora, pero ésto ya es otra historia…

 

More from our blog

See all posts