“Illa, illa, illa, Juanito Maravilla”. En el minuto 7 de cada partido en el Bernabéu el público se para a recordar a uno de los mayores ídolos del madridismo, Juan Gómez González. A día de hoy cada vez que el Real Madrid pierde un partido importante en una eliminatoria, la prensa madrileña nos bombardea con el espíritu de Juanito y las míticas remontadas de los blancos hace 30 años… pero lo cierto es que los seguidores merengues que no superen la treintena se les quedan muy lejanas aquellas gestas que últimamente no se han repetido demasiado en el Santiago Bernabéu.

“90 minuti en el Bernabéu son molto longo”. Tras perder 3-1 ante el Inter de Milán en la Copa de la UEFA del año 86, Juanito nos regaló esta frase que refleja a la perfección las dificultades que tenían los equipos rivales cuando viajaban al Bernabéu durante la década de los 80 y que se ve claramente diferentes partidos que se pueden disfrutar en Footballia.

Todo comenzó en 1975 cuando el Real Madrid jugaba en casa el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa de Europa contra el Derby County. En Inglaterra habían perdido por 4-1 y la remontada se preveía complicada. Sin embargo fueron capaces de igualar el resultado en los 90 minutos y un gol de Santillana en la prórroga sirvió para dar comienzo a la leyenda del “miedo escénico del Bernabéu” que se acentuaría durante los años 80 apoyados en el carácter de Juanito. Olvidándonos por un momento de la heroica, sorprende que el Real Madrid hiciera unos partidos de ida tan desastrosos que en demasiadas ocasiones le obligaba a lograr la machada ante su público, algo que conseguiría en media docena de ocasiones. Aquellos míticos encuentros de vuelta les sirvieron para lograr las Copas de la UEFA en 1985 y 1986 y sobre todo para forjar una leyenda que hoy todavía perdura en el ADN madridista.

Real Madrid – Celtic de Glasgow (Cuartos de final Copa de Europa 1979 – 1980)

El espíritu de Juanito se empezó a forjar en esta eliminatoria de cuartos de final de la Copa de Europa. En Celtic Park los escoceses vencieron por 2-0, contando en sus filas con el veterano Lennox, uno de los Leones de Lisboa de aquella mítica final del 67. El conjunto blanco dirigido por Boskov (el autor de la famosa frase “fútbol es fútbol”) salió al Bernabéu con un once muy experimentado y de caras conocidas como Camacho, Del Bosque, Santillana o Juanito. A ellos les acompañaban dos estrellas internacionales como Stielike y Cunningham.

Santillana y Stielike igualaron la contienda y cuando el partido se veía abocado a la prórroga, un gol de Juanito ponía el definitivo 3-0 que clasificaba a los merengues para las semifinales. En la siguiente ronda les esperaba el Hamburgo de Magath y Keegan, que realizó un encuentro de vuelta perfecto para remontar el 2-0 de la ida y pasar a la final de manera merecida tras golear a los blancos por un sorprendente 5-1. 

Real Madrid – Inter de Milán (Semifinales Copa de la UEFA 1984 – 1985)

El título de la Copa de la UEFA logrado por el Real Madrid contra el Videoton húngaro será por siempre recordado por las tres remontadas inverosímiles que sirvieron para superar a Rijeka, Anderlecht e Inter de Milán, respectivamente y alcanzar una final en la que vencerían de manera bastante cómoda.

En dieciseisavos de final, el Rijeka yugoslavo sorprendió a los blancos por un 3-1 en tierras croatas al que tuvieron que sobreponerse en La Castellana, en un choque polémico en el que los balcánicos acabarían con 8 jugadores. Juanito, Santillana y el argentino Valdano a pocos minutos de final sellaron el triunfo y el pase a la siguiente ronda donde ya esperaba el Anderlecht. Los belgas fueron víctimas de un nuevo milagro madridista tras perder por 6-1 en el Bernabéu, dejando sin valor el 3-0 conseguido en el encuentro de ida. Butragueño fue el héroe de la noche con tres goles y dos asistencias que llevaban a los blancos en volandas a los cuartos de final.

El Tottenham fue un rival duro al que se venció en una eliminatoria con un único gol antes de enfrentarse en semifinales al Inter de Milán de Rummenigge y Altobelli. Otra noche de infarto en la capital española selló el pase de los blancos a la final con un 3-0 gracias a un doblete de Santillana y otro gol de un joven Michel. La Quinta del Buitre comenzaba a hacerse hueco en un equipo donde todavía mandaban los veteranos Camacho, Santillana, Valdano o el propio Juanito.

Real Madrid – Borussia Mönchengladbach (Octavos de final Copa de la UEFA 1985 – 1986)

Una de las remontadas más recordadas fue contra el Borussia Mönchengladbach de Jupp Heynckes. Los alemanes vencieron en la ida por 5-1, pero con las experiencias de los años anteriores ya eran muchos los aficionados que confiaban en el milagro para sacar la eliminatoria adelante.

El Real Madrid jugaba con Santillana y Butragueño arriba, Valdano, Michel, Gallego y Juanito en el medio y una defensa en la que destacaban Camacho y Maceda. Un equipo en el que empezaba a coger protagonismo la Quinta del Buitre (Martin Vázquez jugó también en la segunda parte) y en la que el nuevo presidente Ramón Mendoza había buscado combinar con la bautizada por Hugo Sánchez como Quinta de los Machos en la que estaban los tres fichajes de ese año, el goleador mexicano, Gordillo y Maceda, que fue el único que disputó este encuentro. Ese mismo año los blancos comenzaron una racha de 5 ligas consecutivas, un hito que todavía no se ha repetido en la competición española.

Los alemanes entrenados por un joven Jupp Heynckes no contaban con ninguna estrella pero eran un equipo muy aguerrido y serio como demostraron en el partido de ida. En la vuelta se vieron totalmente superados por el empuje y la raza de un equipo blanco en el que Juanito fue capaz de transmitir su pasión a sus compañeros. El momento en el que el 7 malagueño es sustituido ya con el 4-0 definitivo en el marcador y se va del césped dando gritos y saltos de alegría muestra a la perfección la forma de vivir el fútbol de este auténtico ídolo del madridismo .

Ciñéndonos a lo que sucedió sobre el césped, los blancos salieron a morder desde el minuto 1, con la intención de marcar su territorio y demostrar que la remontada era posible. En apenas 18 minutos, Valdano cabeceó dos certeros centros de Juanito para poner el 2-0 en el marcador. Los alemanes no sabían ni por donde les daba el aire y el Madrid ya tenía la mitad del trabajo hecho con la mayoría del choque todavía por jugarse. Aparte de los goles, el jugador argentino fue el más activo de los suyos y lideró una presión muy alta que no dejaba sacar el balón al Borussia. La primer parte fue un asedio, pero el portero Sude fue capaz de mantener el resultado hasta el descanso dando un respiro a los suyos.

La segunda mitad comenzó muy tranquila, parecía que los merengues estaban pagando el tremendo esfuerzo hecho en la primera parte y que no eran capaces de seguir ese ritmo. Todo cambió en el minuto 17 con un penalti muy claro a Juanito que el árbitro no pitó y que encendió los ánimos tanto de los jugadores como del público, que volvió a entrar en el encuentro con más fuerza si cabe. Los cambios de Martín Vázquez y Cholo (vaya taconazo hizo en el primer balón que tocó) ayudaron a acelerar el partido y a mostrar a los alemanes que los minutos que quedaban iban a ser “molto longos”. En el 76 un buen centro acabó con un empalme de Santillana en las redes. Ya solo quedaba un gol para la proeza.

Y éste se hizo esperar hasta el último minuto. Con todo el Gladbach metido en su área, un saque de banda de Camacho con varios rechaces dentro del área acabó con un gol del más listo de la clase, Santillana. Quizás no fue su gol más bonito pero sí de los más importantes. El júbilo en las gradas era total y el Real Madrid a partir de entonces cogería una velocidad de crucero que les serviría para ganar tanto la Copa del UEFA de ese año como el título de Liga.

Real Madrid – Inter de Milán (Semifinales Copa de la UEFA 1985 – 1986)

En semifinales, se volvían a encontrar por segundo año consecutivo dos de los mejores equipos de Europa, Real Madrid e Inter de Milán, con un desenlace muy similar al de la temporada anterior. Los italianos volvieron a vencer en San Siro por 3-1 en un partido en el que fueron muy superiores. Cuenta la leyenda que cuando ambos conjuntos se dirigían al vestuario, Juanito se acercó a un rival y le dijo la famosa frase “90 minuti en el Bernabéu son molto longo”… y vaya si lo fueron.

En un emocionante encuentro de vuelta, el Real Madrid fue capaz de igualar la contienda en los 90 minutos gracias a la Quinta de los Machos, con 2 goles de Hugo Sánchez y otro de Gordillo. Ya en el tiempo extra un doblete de Santillana sentenciaba la eliminatoria y dejaba a los blancos más cerca de un nuevo título, que a la postre conseguirían tras golear al Colonia por un nuevo 5-1 en el partido de ida de la final.

Bayern de Munich – Real Madrid (Partido de ida semifinales Copa de Europa 1987)

Juanito tenía un carácter tremendo de ángel y demonio que le hacía capaz de liderar a su equipo a victorias imposibles, pero también de dejarnos escenas grotescas que no deberían suceder en un campo de fútbol. El zarandeo a un árbitro en Zurich o sus intensas discusiones contra rivales quedaron en nada aquel 8 de abril de 1987. El Real Madrid se enfrentaba a una de sus bestias negras, el Bayern de Munich, y Juanito no supo digerir al repaso al que se vieron sometidos. Con el partido 4-1 para los alemanes, Matthäus hizo una fuerte entrada a Chendo y estando todavía en el suelo, el 7 madridista totalmente fuera de sí le pisó la cabeza sin compasión y por supuesto fue inmediatamente expulsado.

El Bayern acabó eliminando al Real Madrid y Juanito fue sancionado con 5 años sin poder disputar competiciones internacionales. Aquel fue su último partido en Europa y el principio del fin de su aventura madridista. Días después, ambos hacen las paces tras el perdón del malagueño, que le regala una muleta y un estoque para limar asperezas. Un final de ciclo agridulce para un jugador que más de 30 años después sigue siendo una leyenda del madridismo como se comprueba cada fin de semana en el Bernabéu cuando miles de almas recuerdan aquellas míticas remontadas con esta canción: “Arriba con ese balón, que Juanito la prepara y Santillana mete gol”.

(Visited 8 times, 1 visits today)