Nacido en Kaduna, Nigeria, en 1978, Celestine Babayaro fue un lateral izquierdo con clara vocación ofensiva que desarrolló su carrera principalmente en el Chelsea y el Anderlecht, alternando las veces la posición de lateral con la de interior izquierdo. Destacaba por su velocidad y potencia, por su llegada al área ganando con facilidad la línea de fondo gracias a su largo recorrido y, a pesar de su estatura (1,76m), ser un buen cabeceador, pero además de por todo esto, si por algo destacaba era por sus celebraciones acrobáticas. Fue un futbolista asombrosamente precoz que no llegó a alcanzar el nivel que presumían sus condiciones.

Con tan sólo 14 años jugó el mundial sub-17 de Japón en el año 1993 para su selección, junto a jugadores con Nwankwo Kanu o Wilson Oruma (que acabaría como máximo goleador de ese campeonato), proclamándose campeones del torneo, para sólo meses después, dar el salto a Europa tras fichar por el Anderlecht cuando aún tenía 15 años.

Tres temporadas en Bélgica

En el invierno de 1994 se incorpora a la disciplina del equipo malva, jugando para el equipo sub 19 (juvenil), para convertirse en jugador del primer equipo en la temporada 94/95, siendo una de las sensaciones de la liga en los tres cursos que jugó para el equipo de Bruselas. Indiscutible en la banda izquierda, Babayaro ganó ese año la liga con su equipo y fue galardonado con el premio al mejor jugador joven de la liga belga, hazaña que repetiría al año siguiente siendo el primero en conseguirlo (luego lo hicieron Walter Baseggio y Vincent Kompany)

Realizó tres grandes temporadas, jugando 75 partidos en los cuales anotó 8 goles.

Babayaro Anderletch

Verano de 1996, Olimpiadas de Atlanta

Babayaro fue convocado por su selección para jugar en las Olimpiadas de Atlanta, en el que sería uno de los mejores combinados que haya dado el continente africano, para pelear por un puesto con Taribo West, que por aquel entonces venía de ganar la Ligue 1 con el Auxerre, algo impensable a día de hoy. El lateral nigeriano demostró llegar en un gran momento de forma a este torneo, haciéndose con la titularidad por delante de su compatriota y anotando dos goles en el torneo, uno de los cuáles sería el de la igualada en la final contra la selección argentina, el cual es recordado por la extraña celebración del mismo.

Salto a la Premier League

Tras las bajas de Scott Minto y Danny Granville, el Chelsea invirtió unos 14 millones de libras en reforzar la posición de lateral izquierdo incorporando a Babayaro y recuperando al canterano e internacional inglés Graeme Le Saux, el cual sería titular durante la temporada tras sufrir el lateral africano una lesión que le haría perderse todo el curso 97/98. Esa temporada terminaría con una de las grandes victorias de la historia para el club, la Recopa.

En las siguientes temporadas, Babayaro se fue asentando en el equipo, alternando la posición de lateral con la de interior, debido a sus carencias en labores defensivas y a la falta de rigor táctico de la que hizo gala durante toda su carrera.

Su primer gran partido con el Chelsea, el día antes de cumplir los 20 años se proclamaría campeón de la Supercopa de Europa, imponiéndose al Real Madrid gracias a un gol de Gustavo Poyet.

Su entendimiento con Graeme Le Saux hizo que ambos ocuparan la banda izquierda del conjunto londinense y, aunque Babayaro fue un asiduo en las alineaciones, nunca alcanzó la progresión que hacía presagiar el alto nivel que había demostrado con tanta precocidad.

En 8 temporadas con los blues jugaría 196 partidos en los cuales anotó 9 goles, ganando la Recopa (1998), la Supercopa de Europa (1998), la FA Cup (2000) y la Charity Shield (2000).

Babayaro

Viaje al norte

Tras la llegada de José Mourinho y de los múltiples fichajes que trajo consigo, Babayaro se quedaría sin lugar en el once, jugando sólo 4 partidos durante la primera parte de la temporada 04/05, lo que provocó su traspaso al Newcastle en el mercado invernal de ese mismo curso.

Participaría en un total de 65 partidos repartidos en 3 temporadas.

Retirada

Un breve paso por Los Angeles Galaxy precedió a su retirada con tan sólo 29 años.

(Visited 213 times, 4 visits today)